Buscar
  • Ccultura

La cultura por otros: Celia Maldonado

Actualizado: 28 mar

Empezamos el ciclo de artículos colaborativos con la profesión de la gestión cultural Celia Maldonado.


¿Quién es Celia?


Celia Maldonado es gestora cultural actualmente en la Oficina Cultural del Consulado General de España en Nueva York. Ha trabajado como coordinadora de actividades culturales en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y en el Instituto Cervantes de Nueva York. Su especialidad es la organización de eventos culturales y la gestión de obras escénicas (teatro y danza)


A continuación compartimos su artículo.



Materializando ideas con los artistas.

Como gestores culturales nuestro trabajo es ser ese “enlace” entre el artista/organización y el público. Esta tarea mediadora supone que tengamos que conocer a nuestro “producto” de la forma más detallada posible para después poder crear una actividad/evento para nuestro público. Os explico 5 recomendaciones que nos ayudarán a establecer una dinámica de trabajo fluida y precisa:

Empatizar:

Ponernos en lugar del otro siempre nos ayuda a abrir la mente y ser más comprensivos con lo que nos presentan.

Lo primero que debemos hacer cuando empezamos a trabajar con un artista/organización es conocer su situación actual, el momento de su carrera en el que se encuentra y cuáles son sus expectativas con el proyecto.

Comprender el proceso de creación:

No solo es importante la obra final sino también el proceso que hay detrás.

Conocer de dónde surge la idea, qué inspira a su creador y cuáles son las diferentes “capas” que componen su obra. Es fundamental comprender cuáles son las fases del proceso de creación del artista para poder transmitir en el proyecto también esta faceta.

Generar confianza :

Es importante que el artista/organización se sienta cómodo con nosotros para que nos exprese realmente sus intenciones y sus preocupaciones. Establecer una comunicación natural y fluida nos ayudará a comprender mejor el proyecto y plasmar todas las ideas del artista en el producto final.

Incluir en el proceso de forma activa:

Un pequeño briefing inicial no basta para captar la complejidad de una obra.

En mi caso, soy partidaria de estar en contacto continuo con el artista, hacerle partícipe del proceso creativo y de marketing. Aunque esta metodología implica más trabajo, nos puede ahorrar muchos problemas y malentendidos de última hora. Como dicen en inglés “be sure to be always on the same page”


Aclarar las posibilidades:

No crear falsas expectativas al artista nos ayudará a trabajar con más eficacia.

Es importante que desde el principio y en todo el proceso, el artista sea consciente de los recursos disponibles para que pueda ajustar sus expectativas y proponer idea que se puedan materializar.


Con todas estas herramientas buscamos fortalecer el vínculo entre el gestor cultural y el artista/organización con el fin de ser capaces de trabajar juntos para presentar la obra o proyecto al público objetivo de forma atractiva.


Celia Maldonado


23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo